Twelve Deaths , 2012
Instalación: mesas sillas y juegos de ajedrez

Usando lo absurdo como una estrategia para cautivar a su espectador, Wilfredo Prieto perturba el espacio público o expositivo a través de objetos o intervenciones, las cuales combinan el humor con una reflexión crítica de la realidad sociopolítica. El artista enajena los objetos de su función inicial o forma natural al introducirlos en un contexto diferente o transformando al objeto mismo con una mirada poética minimalista.

Basado en New York, y ocasionalmente en La Habana, Prieto considera que la idea detrás de sus obras de arte son más que su existencia física. Wilfredo Prieto se convierte así en un mago el cual utiliza los gestos más simples para sorprendernos. “Mis ideas vienen, creo, de la experiencia diaria,” explica Prieto, “y pienso que mi obra como artista no se trata realmente de crear estas ideas, sino de atraparlas. Éstas se encuentran flotando en el mundo real como si fueran nubes. Ya se encuentran ahí: cualquiera las podría tomar. Éstas pertenecen a todos, ves?”[1] El artista altera lo ordinario hasta que se convierte en algo no enteramente imposible. Para el significado de sus obras de arte, Prieto es típicamente generoso con pistas pero prefiere dejar el trabajo de detective al espectador.

Prieto nación en la provincia cubana de Sancti Spiritus en 1978, una década después de la muerte de Duchamp. Después de haberse mudado a la Habana para desarollar sus estudios de arte en el afamado Instituto Superior de Arte (ISA), se graduó en 2002. A pesar de que Prieto se entrenó inicialmente como pintor, su obra rompe con la clasificación tradicional de una técnica. “Es muy extraño porte a pesar de que tengo mi diploma universitario como pintor, no he pintado nada en los últimos 10 años. Creo en la actualidad, que hay algo realmente interesante en la pintura, pero para mi no hace mucho sentido. Es decir, estoy buscando ideas que me ofrezcan un medio, y este medio sigue cambiando dependiendo de una idea en particular o el concepto de trabajarlas. Nunca he sido arraigado a una cierta forma de trabajar.”[2]

Mientras que algunos de sus proyectos son bastante ambiciosos, la mayoría de sus acciones y gestos ocupan un territorio extremadamente sutil, invitando a crear cierto distanciamiento de la vida diaria. Apropiándose del mundo que lo rodea, el artista utiliza lo que está a la mano para crear un gesto radical, precario y frágil. Sus ideas, las cuales funcionan como metáforas o narrativas, son traducidas a un lenguaje familiar de objetos y materiales. Al tener una posición en contra de la sobresaturada sociedad contemporánea y ritmos frenéticos, Prieto propone una comunicación al esencialismo: aún cuando existe un riesgo de pueda ser pasado por alto, la cosa más sencilla suele ser la más persuasiva.

Untitled (Twelve Deaths), N.D.

Las delicadas intervenciones de Prieto liberan la identidad de la cotidianeidad, convirtiéndolas en esculturas abiertamente intoxicantes. Las obras de Prieto usualmente consisten en objetos mundanos cotidianos cuya colocación no pareciera requerir de una absorbente atención, tal como se puede ver en Twelve Deaths (2012), en donde doce tableros de ajedrez presentan doce maneras de hacer jaque mate.

En las últimas dos décadas, el artista Cubano Wilfredo Prieto se ha ganado la reputación de ser “superminimalista” por su habilidad de resaltar lo sublime en los objetos ordinarios –y frecuentemente sobreestimados–. Tales como la fruta, monedas, líquidos, cerillos o juegos de ajedrez, los cuales formaron parte de la instalación de la Sala de Arte Público Siquerios en el 2012. Twelve Deaths (2012), de la Colección Adrastus, fue parte de la exposición llamada Dejando algo a la casualidad, un proyecto en el cual el artista exploró el proceso como cualidad de creación. Sin la intervención directa de un curador, Prieto priorizó la creación de un taller sobre el espacio expositivo. Esta exposición fue un ejercicio en el cual, los roles tradicionales del museo eran retados para enfatizar la producción artística. A pesar de que su estudio no formaba parte de la exposición, Prieto mudó su taller de exposición al museo –un gesto que permitió a la institución y al público a convertirse en participantes activos del trabajo del artista. Al exhibir un proyecto diferente cada día, Dejando algo a la casualidad destacó la dinámica que rige los discursos artísticos y museológicos. Retando la naturaleza crítica de la práctica curatorial, todas estas producciones fueron presentadas al público con sus respectivas formalidades, mientras que se alteraban los procesos de producción y difusión de la institución. Prieto incluyó a la audiencia en la deconstrucción de un canon que resalta la manera en que los procesos colectivos influyen en la creación artística.

Twelve Deaths, 2012

Caracterizado por una simplicidad casi impactante, las esculturas e instalaciones de Wilfredo Prieto funcionan como herramientas para explorar los temas sociales y políticos con una sensibilidad poética. Su obra cuestiona las estructuras subyacentes de la cultura contemporánea y la sociedad a través de los sistemas propios.

Algunas de sus más recientes exposiciones individuales fueron exhibidas en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, Havana (2015), S.M.A.K., Gent (2014), NMAC Foundation, Cadiz (2013), Sala de Arte Publico Siqueiros, México (2012), 11th Havana Bienal, J and Calzada, Havana (2012), Praxis, ARTIUM, Vitoria (2011), y Dia Art Foundation, New York (2007). La obra de Wilfredo Prieto ha sido incluida en numerosas exposiciones grupales, incluyendo la 12th Havana Biennal (2015), Stedelijk Museum Bureau, Amsterdam (2013), Collateral Event of the 55th Venice Bienal, Venice (2013), Centro de Arte 2 de Mayo (CA2M), Móstoles, Madrid (2011), 29th Sao Paolo Biennial, Sao Paolo (2010), 12th Venice Architecture Biennale, Venice (2010), CCA Wattis Institute for Contemporary Arts, San Francisco (2009) y el MoMA, New York (2008). Wilfredo Prieto ha recibido los premios The Cartier Award (Frieze, London, 2008) y el 2000 UNESCO Premio a la promoción


[1] “Wilfredo Prieto: Visual artist.” Havana Cultura. N.p., Nov. 2011. Web. 14 Feb. 2017. <http://havana-cultura.com/en/visual-arts/wilfredo-prieto>.

[2] Ibid