18188Baghramian

Scruff of the Neck (UL 14/15/16), 2016
Escayola y aluminio pulido, varillas de aluminio pulidas, yeso, cera de abeja y goma 87 15/16 x 118 7/8 x 51 15/16 in. (223.5 x 302 x 132 cm)

El trabajo escultórico de la artista radicada en Berlín, Nairy Baghramian (Isfahán, 1971) suele abordar las condiciones implícitas en su elaboración, el contexto tanto físico como expandido de las esculturas mismas y su vínculo con otras referencias. La producción artística de la artista separa componentes abstractos tales como el fragmento, el caparazón hueco, el esqueleto, líneas de acero que se intersectan, y órganos dilatados que cuelgan.

En su obra, Nairy Baghramian explora la problemática escultórica que surge a partir de la historia del arte, desmantelando y recombinando formas y conceptos en conjunto con los principios del diseño interior y la psicología. Parcialmente producido de manera industrial y parcialmente hecho a mano, su obra cuestiona el potencial de la escultura y el arte como una herramienta estética; al mismo tiempo de subrayar la dependencia del arte dentro de su propio contexto. Sus obras son poéticas y frágiles, de tal manera en que las enormes piezas colgantes y oscilantes están constantemente amenazadas por fisuras o riesgo de colapsarse.

Sus creaciones retoman referencias formales y conceptuales dentro del ámbito de la subjetividad, poniendo a prueba lo que puede ser insinuado o implícito, vacilando entre la idea de funcionalidad, exposición, decoración, comodidad, memoria y fisicalidad. La fuerza en la obra de Baghramian radica precisamente en el interés de lo marginal, lo sobreexpuesto y lo delicado, utilizando las figuras metafóricas a su conveniencia. Cada una de sus obras es asertiva y pensante al mismo tiempo, consciente de su propia fragilidad, mientras que cómodamente se balancea sobre el espacio que habita.

18188Baghramian2Las esculturas de Baghramian, tal como la más reciente adquisición de la Colección Adrastus Scruff of the Neck (UL 14/15/16), trazan coordenadas espaciales indicadas en sus títulos, y manifestan una proliferación de lo orgánico. Lo marmoleado de la figuras blancas son soportadas por armaduras de metal pulido. De cierta manera cómica, y profana, las esculturas retoman el vocabulario del material odontológico: específicamente de los frenos -soportes de metal e implantes cosméticos- y la idea de auto renovación. La obra de Baghramian adopta estas formas, fuera de escala, de tal manera que la calavera fuera del tamaño de los espacios de la galería. Sus materiales –aluminio moldeado y pulido, yeso, cera de abeja y goma- han sido lustrados en una paleta monocromática; sin embargo, las referencias al cuerpo humano siguen presentes. La traducción de lo micro a lo maco crea una referencia extraña. Cada uno de los objetos son abstraídos de su significado original parcialmente, de tal manera en que liberan al espectador de caer en la tentadora presencia formal y asociaciones del mundo real.

En 2015, Baghramian recibió el premio Arnold-Bode-Preis y el premio Hector Kunstpreis award (2012). Baghramian está inspirada en el legado de escultores de generaciones anteriores, tal como Claes Oldenburg, sin perder su propia esencia. Recientemente fue anunciada como ganadora del premio de arte de Zurich 2016 y tendrá una distintiva presencia en Documenta 14 del próximo año y Skulptur Projekte Münster.

La obra de Baghramian ha sido presentada a nivel internacional en exposiciones individuales y colectivas en Parasophia, Kyoto International Festival (2015); Art Institute of Chicago, Chicago (2014); Museum Serralves, Porto (2014); Sculpture Center, Long Island City, Nueva York (2013); Contemporary Art Gallery, Vancouver (2012); Stedelijk Museum, Ámsterdam (2011); Serpentine Gallery, Londres (2010) ; Staatliche Kunsthalle, Baden-Baden (2008); Neuer Aachener Kunstverein, Aachen (2008); Kunstverein, Núremberg (2007); Kunsthalle Basel (2006). También participó en la 8ª. Bienal de Berlín (2014) ‘Illuminations’ para la 54ª. Bienal de Venecia, (2011); Glasgow International Festival of Visual Art (2011); 5ª Bienal de Berlín (2008); Skulptur Projekte Münster (2007). En 2015 Baghramian recibió premios como el Arnold-Bode-Preis y el Hector Kunstpreis (2012). La artista vive y trabaja en Berlín.