saturno-avr

Desde una ballena tamaño real encallada en medio del bosque de la Patagonia, hasta el cadáver momificado de Kurt Cobain, el artista argentino Adrián Villar Rojas es mundialmente reconocido por sus monumentales esculturas de arcilla. La multisensorial instalación titulada “Los Teatros de Saturno”, transformó el espacio expositivo en un complejo terreno que buscaba alojar la preocupación del artista sobre temas como la ecología, el tiempo y el deterioro.

Con una habilidad única, la exposición albergada en la galería Kurimanzutto en la Ciudad de México durante 2015, incluyó piezas de arcilla, cerámica, esculturas de concreto, plantas y material orgánico que consumían el espacio por completo. Para crear este escenario, durante tres días, los asistentes del artista descargaron cuatro camiones de tierra para crear el cimiento sobre el cual se transformaría la textura, el olor y el eco de la galería. Simulando los restos de una “Pompeya” contemporánea, se podían encontrar dentro de la exposición, zapatos para correr, materia orgánica, y esculturas de cerámica pintadas por el propio artista. En “Los Teatros de Saturno”, los objetos que metafóricamente “germinaban” de la tierra, reflejaban las preocupaciones del artista con la política ambiental y la decadencia humana.

Esta instalación se encontraba inspirada en la publicación editorial del propio artista titulada Today We Reboot the Planet. Influenciado por un sentido de pérdida y el moribundo estado de la humanidad, este proyecto se enfoca en la fragilidad de la ecología mundial y el impacto humano sobre los recursos naturales. El escenario apocalíptico en “Los Teatros de Saturno”, elogia los materiales orgánicos y busca regresar a la sencillez de una era primitiva.

El carácter irrepetible de la instalación revela el desapego del artista por sus propias obras. De acuerdo a Villar Rojas, existe una sobreproducción de arte contemporáneo y por lo tanto, éste debe ser efímero. El set de cuatro esculturas recientemente adquiridas por la Colección Adrastus, se convirtieron en vestigios de una exhibición irrepetible.

Villar Rojas es mejor conocido por sus recientes proyectos en dOCUMENTA (13) en Kassel, Alemania; por su participación en el Pabellón argentino durante la 54ava edición de la Bienal de Venecia; la monumental instalación en el Jardin Tuileries en París, y MoMa PS1 en Nueva York, entre otras exposiciones.