Pareciera una eternidad desde que Okwui Enwezor nos diera su obscura, poética e inolvidable visión de “Todos los Futuros del Mundo” en la Bienal de Venecia 2015. En esta 57 edición está curada por Christine Marcel, Curadora en Jefe del Museo Nacional de Arte Moderno – Centre Pompidou en Paris. El tema de este año “Viva Arte Viva” es una exclamación y expresión de la pasión por el arte y el estado del artista. Una bienal que cuestiona la manera en que los artistas viven y desarrollan sus prácticas artísticas. Explicando el titulo de la exposición de este año, Marcel declaró: “En un mundo lleno de conflictos y problemas, en el cual el humanizo ha sido puesto seriamente en peligro, el arte es el lado más preciado del ser humano.” Es por eso que en esta ocasión, las preocupaciones del mundo se desdoblan a través de nueve “transpabellones”, en donde cada titulo se refiere a un interés de la contemporaneidad:

Pabellón de los Artistas y los Libros inicia con la tensión entre la acción y la inactividad, entre la pereza y el compromiso activo. Esta sección de la exhibición cuestiona la manera de ser del artista y los argumentos, tanto positivos como negativos, de “hacer arte” a través de una mirada –un tanto sarcástica- del propio entorno del arte. Este pabellón nos otorga una mirada de los estudios de artistas, y la manera en que parecieran oficinas, talleres o espacios de trabajo colectivos.

Artistas de Adrastus presentados:

  • Petrit Halilaj
  • Edi Rama
La Colección Adrastus estará presentando la Edi Rama, Untitled (New York) (2016). Esta instalación mural forma parte del programa de adquisiciones de la colección.

Pabellón de lo Común explora las nociones de un mundo cotidiano y la manera en que se construye una comunidad, de tal manera en que el individualismo y los intereses propios se contrarrestan. El aspecto antropológico es particularmente importante en esta sala, ya que varias obras cuestionan las concepciones de un mundo que pareciera ser diferente, pero que se encuentra enraizado en la comunidad a partir de denominadores comunes.

Rachel Rose, Lake Valley (2016)

Pabellón de las Alegrías y los Miedos explora la relación entre el individuo y su propia existencia, sus emociones y conflictos. En un mundo agitado por los conflictos, guerras y la creciente desigualdad que lleva al populismo y al anti-elitismo, las emociones subjetivas emergen más potentes que nunca.

The Mending Project (2009-2017) de Lee Mingwei

Pabellón de la Tierra cuestiona la tradición lejos de un punto de vista costumbrista frecuentemente asociado con la religión o moralidad, sino a través del lente del diálogo entre lo viejo y lo nuevo. En años recientes, se ha visto una explosión de aristas que exploran no solamente la contemporaneidad o la historia reciente, sino un pasado más distante, inspirados por la arqueología, la excavación, la reinterpretación y la reinvención.

Artistas de Adrastus presentados:

  • Petrit Halilaj
Petrit Halilaj presenta Do you realize there is a rainbow even if it’s night? (2017), una escultura de una polilla gigante.

Pabellón de las Tradiciones se centra en las utopías animales, planetarias y del medio ambiente, observaciones y sueños. Analizando las utopías comunitarias reminiscentes de los ideales esotéricos o ecológicos típicos de la década de los 70s, hasta teorías contemporáneas acerca del clima y las estrategias capitalistas, todas estas ficciones convergen en un sentido de melancolía y profunda alegría.

Artistas de Adrastus presentados:

  • Leonor Antunes
  • Anri Sala
  • Gabriel Orozco
Instalación de Leonor Antunes hacienda referencia a la Hubertus House del Arquitecto Estructuralista Alemán Aldo van Eyck en Amsterdam.

Pabellón de los Chamanes se suscribe hacia la definición de artista como “chamán”. La invención de historias o performance reminiscentes de rituales terapéuticos ilustran la aspiración hacia lo sagrado. El “chamán” es una figura central a inicios del siglo XXI, aunque se haya excluido de su connotación religiosa.

Ernesto Neto, Um Sagrado Lugar (A Sacred Place) 2017

Pabellón de lo Dionisiaco celebra el cuerpo femenino y su sexualidad, la vida y el placer, con un sentido de alegría y humor. Dibujos, trajes, y pinturas geométricas con tintes eróticos, esculturas orgánicas y fotografías son reinventados a partir de la imagen de un cuerpo femenino que ya no es visto a través del deseo, sino desde nuevas perspectivas.

Serie de Jeremy Shaw Towards Universal Pattern Recognition (2016)

Pabellón de los Colores puede ser descrito como los “fuegos artificiales” al final del recorrido, en donde todos los cuestionamientos presentados en los pabellones anteriores convergen para proveer una experiencia “fuera de uno mismo”. Es así como los colores aparecen como una fuente de emoción subjetiva que hacen un llamado a reconsiderar la relevancia de los acercamientos fenomenológicos del arte.

Escalade Beyond Chromatic Lands (2016-17) por Shiela Hicks

Pabellón del Tiempo y la Infinidad contiene el “Jardín de las Vírgenes” en donde se presentan diariamente una serie de performance. El tiempo como una continua mutación que fluye y su falta de permanencia que eventualmente lleva a la muerte es un tema que ha llevado a la creación del performance conceptual desde la década de los 70s.

Performance de Edith Dekyndt One Thousand and One Nights (2016)

Además, como cada año, los Pabellones Nacionales de la Bienal de Venecia proveen una plataforma para los países de todo el mundo para presentar sus obras más relevantes e influyentes. En esta ocasión, 3 países estarán participando por primera vez: Antigua y Barbuda, Kiribati, y Nigeria. Entre los artistas de la Colección Adrastus que han sido invitados por un país podemos destacar la participación de Geoffrey Farmer para Canada, Cinthia Marcelle para Brasil y Carlos Amorales representando México.

Finalmente, citando al artista, critico y curador Robert Storr, la mejor forma de acercarse a esta bienal es “pensando con los sentidos, y sintiendo con la mente” – y usar tanto corazón y emoción como intelecto.