COLECCIÓN ADRASTUS: COLECCIÓN RADICAL Y EXPERIMENTAL ENFOCADA EN ARTE DEL SIGLO 21

A pesar de que la Colección inició en la década de noventas, para el año 2000 para ser preciso, se inició una fase de redefinición más coherente y clara. El génesis de la Colección fue concebido de manera racional como consecuencia de nuestro profundo interés en el arte. Independiente de una posesión o auto-afirmación, decidimos realizarla en base a nuestra creencia del incalculable valor social e intelectual de esta actividad. Coleccionar no se trata solamente de acumular productos de la misma clase, sino la compleja articulación de estos materiales. Por lo tanto, coleccionar es conectar, organizar. Es estructurar un set de cosas con la finalidad de darles sentido y compartir el mensaje universal inmerso.

La Colección se centra en las expresiones más representativas del Siglo XXI que circulan en las periferias del capitalismo y las hegemonías occidentales; resultando en la creación de una plataforma que dé visibilidad a aquellas voces alejadas de los micrófonos del mercado del arte. En su continua búsqueda de expansión, la Colección Adrastus incluye más de 600 obras de 150 artistas de más de 40 países en los 5 continentes, con artistas como Jonathas de AndradePawel Althamer,  the collective Allora-CalzadillaLeonor Antunes,  Nairy BaghramianYto BarradaCarol BoveKevin BeasleyTacita DeanRyan GanderPierre Huyghe, Iman IssaJim LambieLouise LawlerJustin LiebermanSteve McQueenWade GuytonRoman Ondákthe collective Opavivará!Pratchaya PhinthongWilfredo PrietoWalid RaadPamela RosenkranzAnri SalaTino Sehgal,  Kelley Walker,  Christodoulos PanayiotouAdrian Villar Rojas Dahn Vo y Akram Zaatari, entre otros que han tenido la capacidad de dislocar las estructuras económicas, políticas y culturales al introducir complejos recursos artísticos.

La Colección Adrastus mantiene entre sus objetivos principales, el establecimiento permanente en España, específicamente en la villa de Arévalo, reconocido lugar por el Antiguo Colegio Jesuita y la Iglesia de San Nicolás, ahora en desuso y estado de ruina. El propósito integral del Museo, respetuosamente considera la región de Arévalo y su acervo histórico, contactando la ciudad, la naturaleza, el paisaje y las tradiciones locales con la experiencia del arte.